Etiquetas

,

Hace apenas ocho días aún se estaba terminando de instalar y el recinto se veía vacío y desolado, nada que ver con la afluencia de gente que se está viendo desde que el pasado viernes a las 17:00 abriera sus puertas al público.

La presencia de público en las charlas y presentaciones de libres es notable, así como ojeando las librerías, visitando las exposiciones, comprando en el mercadillo, subiendo a las atracciones del ferial o, simplemente, comiendo o bebiendo algo. Ni la lluvia ni el frío están pudiendo con la Semana Negra.

Los que asisten estos días, seguro no tendrán la oportunidad de ver la Semana Negra como yo la vi el pasado día 2 de julio, así que aquí va la foto de uno de sus emblemas, la gran pluma estilográfica, sin nadie a su alrededor:

 

Anuncios