El otoño

Llega el otoño y con él las aceras llenas de hojas caídas. Los días se hacen muy cortos y la noche llega a hacernos compañía demasiado pronto. Los colores y la luz cambian y convierten lo que nos rodea en un mundo diferente, aunque sea el mismo.

Todo es diferente, incluso nosotros mismos, por más que nos empeñemos en seguir siendo los de ayer, aunque ayer ya no volverá jamás.

 

Anuncios

Testigos silenciosos

Están en todos los parques y en todas las plazas. La mayor parte del tiempo nadie repara en ellas, pero allí están. Son fieles testigos de amores y desamores, de penas y alegrías, de secretos inconfesables. Son testigos de historias que jamás desvelarán a nadie. Los encierran dentro de sus duros cuerpos y los atesoran para siempre.

Ni siquiera los pájaros que son los únicos que se fijan en ellas son capaces de arrancarles lo que saben. Es suyo. Es su forma de tener una vida, aunque no sea propia.

Avanzar

No importa lo duro que sea el camino. No importa lo que haya que dejar atrás. Lo importante es seguir avanzando, mirar hacia el futuro sin volver la mirada a lo que ya no volverá a ser.

Ahí delante hay un mundo por descubrir que, muchas veces será hostil, seguro, pero muchas otras será maravilloso y habrá valido la pena.

Image