Etiquetas

,

Que no todo sea igual, que haya diferencias, es una ventaja. Hay opciones, posibilidad de elegir.

El problema con la desigualdad surge cuando no se busca, cuando se nos impone por decisiones que otros toman sin consultarnos y que nos afectan directamente. Lamentablemente vivimos en un mundo cada día más desigual, donde algunos tienen mucho y otros cada vez menos, por no decir nada.

Este no es el mundo que quiero para mi y para mi gente, pero para cambiarlo tenemos que levantarnos, gritar “basta” y empezar a ser nosotros quienes tomamos las decisiones que nos tengan que afectar. No podemos seguir esperando que quienes convirtieron el mundo en lo que es, lo arreglen.

Volvamos a hacer que lo desigual sea algo voluntario. De nosotros depende.

Image

Anuncios